lunes, 9 de enero de 2017

Los pros y los contras de ser travesti

Hay mucha gente que confunde ser travesti con ser transexual, y eso es un error que, no por ser común, no sea necesario aclarar. Esta confusión está muy generalizada en el porno, incluso se juega con ella con fines morbosos, pero la diferencia marca las tendencias sexuales en uno u otro sentido, no sé si me explico.


Un travesti, generalmente hombre aunque no tiene por qué ya que el travestismo no tiene un genero específico, es aquel que se viste, disfraza si quiere, con atuendos propios del sexo contrario. Esto no quiere decir que se tenga confusión de sexo, ni se sea homosexual en ningún sentido, de ninguna manera; sólo es una forma de sentirse bien consigo mismo, quizá de verse más favorecido ante el espejo, o sentir alguna clase de excitación sexual. Además, por cierto, hay gente a la que le sienta especialmente bien, y hay numerosas películas que han tratado ese tema; recordemos Víctor o Victoria, y ya en suelo patrio, al genial José Luis López Vázquez en Mi querida señorita. Y si hablamos del porno, al menos a mí me llaman mucho la atención las travestis latinas, me parecen especialmente femeninas y poseedoras de cuerpazos. Y también muchos de nosotros podemos considerarnos como travestis amateur si echamos la vista atrás y recordamos algunos de los disfraces que nos han adornados en todas las fiestas de Carnaval de nuestra vida, jeje.
Pero lo más importante en lo referente al travestismo, y que lo diferencia de la transexualidad, es que éste no es permanente; es decir, el querer parecer durante un tiempo determinado como una persona de otro sexo es sólo un deseo momentáneo, y como ya he dicho no genera ninguna clase de homosexualidad.
Para los transexuales, el asunto es más complejo. Un transexual es aquél que siente que su identidad sexual no corresponde con el cuerpo que la naturaleza le ha dado por su género, con lo que los conflictos psicológicos se unen a los físicos, y en estos el deseo de ser de otro sexo sí que es permanente; tanto, que en estos tiempos pocos son los que se resisten a hormonarse o hacerse operaciones de cambio de sexo.
El porno transexual sí que tiene un éxito relativamente grande, a diferencia del travesti, y por eso es que se suele confundir, a veces por ignorancia y otras intencionadamente. Ya comenté que muchas estrellas porno que no se han cambiado de sexo no suelen hacerlo hasta que sienten que su carrera como actores está terminando, y ya han rentabilizado bastante su tranca. Los vídeos de folladas trans son bastante exitosos, sobre todo si culminan con corridas transexuales que se ve que al personal le dan bastante morbo.
Y luego tenemos a las famosas ladyboys, que no son más que la forma en que en Tailandia se denomina a las mujeres transgéneras; esto es, hombres transexuales con aspecto de mujer, aunque también se les llama así a los hombres con aspecto afeminado. El término se acuñó durante la explosión turística del país, cuando los militares estadounidenses llegaran a sus playas y encontraron a este tipo de hombres que les causaron bastante confusión, y las llamaron así para diferenciarlas de las mujeres reales. Aunque la palabra es una traducción literal al inglés del término tailandés Kathoey, internet y el porno online lo han generalizado para toda Asia, e incluso sirve en ocasiones de sustituto para transexuales y travestis de todo el mundo.
Después de este post, espero haberos dejaros las cosas un poco más claras. Un saludo y hasta pronto.

jueves, 15 de diciembre de 2016

Mujeres transexuales que te sorprenderían


Hay mujeres transexuales que os sorprenderían y que bajo ningún concepto pensaríais que en el pasado fueron hombres. En transflash hablaremos de estas mujeres del tercer sexo y de el éxito que tienen entre los varones heterosexuales, aunque luego ellos no quieran reconocerlos por el miedo a que piensen que son gays.

En primer lugar vamos a dejar claro que un hombre no es gay porque se sienta atraído por chicas transexuales o travestis, de hecho se podría pensar eso si les gustasen los hombres con barba y muy maculinos, pero ellos se fijan en la belleza de la mujer y lo que les excita es pensar que debajo de sus braguitas hay un pene. De hecho hay millones de transexuales que trabajan en el porno que no se hacen la reasignación de sexo porque es mucho más rentable tener algo que les cuelgue entre las piernas, por lo que amortizan su "trocito de carne" durante unos años y luego se convierten en mujeres completas.

Yo personalmente distingo cada vez menos a una trans de una chica propiamente dicho y las técnicas de operaciones estéticas están alcanzando una perfección extrema, es más, no me extrañaría que en un futuro hasta pudieran tener hijos y si no tiempo al tiempo...

Yo no tengo ningún inconveniente en admitir que me encantan las transexuales, son preciosas y seguramente más femeninas que muchas mujeres, sus gestos y su actitud es excitante y si las habéis visto en acción en algún video porno estaréis de acuerdo conmigo en que os acostaríais con ellas cien por cien seguro.

Al menos como fantasía son increíbles, lo que ya no sé es si luego cuando las probases sentirías rechazo o a lo mejor no las cambiarías por nada, por eso la cuestión es acostarse con alguna y después poder opinar, ¿no creéis?...

Si habéis tenido la oportunidad de tener relaciones sexuales con alguna estaríamos encantados de escuchar vuestra experiencia, nos serviría para dar ese paso que no nos atrevemos a dar y sería una pena perderse algo tan rico en esta vida.